miércoles, 18 de junio de 2014

12.13.14

Aunque los tamales de arroz glutinoso forman parte del desayuno favorito en el Delta del Yangtse, cobran singular importancia durante la Fiesta del Bote del Dragón.  

Este festival se celebra durante el quinto día, del quinto mes, del calendario lunar, y es para conmemorar al poeta Qu Yuan de la Dinastía Zhou, quien se suicidó arrojándose al río Miluo. 

Según la leyenda china, cuando el pueblo supo que Qu Yuan se había arrojado al río, prepararon bolas de arroz glutinoso y desde las barcazas las lanzaban al río para evitar que los peces se devoraran su cuerpo. 

Actualmente durante este festival, se celebran regatas, no solo en China continental, sino también en Taiwan y Hong Kong. 




domingo, 25 de mayo de 2014

12.13.14

Mientras trataba de retomar el calendario, y pensando en los feriados chinos, me vino a la mente mi primera impresión de China. Recuerdo haber llegado en pleno verano, y aún sorprendida por el vaso de agua caliente que me habían convidado, y todavía sonrojada por lo ridícula que me sentí al señalarle a mi jefa que se habían olvidado de darme el "saquito de té" junto al agua caliente, me topé con una imagen que quizás nunca pueda borrar de mi mente.

En ese momento, no tenía una cámara de fotos a mano, así que algunos recuerdos quedaron vagos, detalles quizás sin importancia. Pero lo que si recuerdo, es haberme quedado perpleja frente a los rascacielos de Shanghai, y frente a ellos, una mujer menuda con un sombrero típico de paja, limpiando la calle con una escoba de bambú.

Desde entonces para mi, China fue eso, contraste. Un contraste constante. Y los feriados no son la excepción a esto. Una mezcla del pasado que aflora en todas partes, de la modernidad que no se detiene y de la vida misma, de todo eso que no podemos evitar.

Durante el mes de Mayo, en muchas regiones de China, se celebra, o mejor dicho se vuelve a celebrar, el cumpleaños de Buda. Durante la Revolución Cultural todo esto estuvo prohibido, y actualmente no es un feriado oficial. Pero la gente mayor, con costumbres más arraigadas, presenta respetos y hace sacrificios para Buda en su día.

La modernidad trajo consigo, el día del trabajo, paradójicamente, cuando llegué a China, era un feriado de casi 10 días corridos, durante el cual se podía viajar. Recuerdo que aquel primer año, durante las vacaciones de mayo, me fui con mi mochila a Indonesia.

Al regresar, la tierra tembló, y un pueblo remoto, en la provincia de Sichuan, quedó sepultado bajo los escombros. Y al cumpleaños de Buda y el día internacional del trabajo, se le sumó ese 12 de mayo para recordar/marcar en el calendario.

Pasaron los años, el feriado de mayo se acortó, y para poder disfrutar de 3 días feriados, había que trabajar el fin de semana anterior o posterior.

Y todo esto me hizo pensar en el señor de la foto, un trabajador rural, dedicado a su parcela de arroz, que junto a su esposa se ocupan del nieto, porque sus hijos trabajan en una fábrica en la ciudad, y solo pueden verlos una vez al año, para el Año Nuevo Chino.

Mayo en China. 

jueves, 22 de mayo de 2014

Ajos Chinos

Llevo varias semanas de "bloqueo mental", pero poco a poco voy saliendo. Y mientras trato de hacer cosas que me vayan activando, voy descubriendo otras que me transportan lejos, muy lejos.

Esta semana me dispuse volver a cocinar, y poder comer esas cosas que son tan nuestras, y que a mi hija le gustan tanto. Así que finalmente ayer, cenamos con gusto espaguetis con abundante salsa de tomate.

La salsa estaba bastante sosa, porque no había logrado encontrar ni laurel ni ajo, no quería los ingredientes granulados ni en polvo, quería las hojas de laurel y una ristra de ajo.

Y como no me doy por vencido tan fácilmente, esta mañana volvimos al super, y compramos todo lo que hacía falta para que nuestras salsas sean tan ricas como siempre.

Ya después de la merienda, desplegué los ingredientes en la mesada de la cocina, y mientras iba limpiando las verduras, me acabo de llevar una sorpresa: el ajo viene de China!

Y me puse a pensar, que probablemente vengan de la provincia de Shandong. Y quizás fueron producidos en Gaomi, el pueblo natal de Mo Yan.

Mo Yan es un escritor chino (premio nobel), que ha escrito varias novelas. Él se considera a si mismo un "cuenta cuentos" más que un escritor, por esa manera tan amena y cordial que tiene de narrar sus historias.

En una de sus novelas, Las baladas del ajo, Mo Yan describe su Gaomi natal al mejor estilo García Márquez, y es inevitable pensar en Gabo y su realismo mágico, que como bien dijera hace muy poco Gioconda Belli, García Márquez no solo había revolucionado el mundo de la palabra, sino también el concepto que tenía el mundo de América Latina.

Los libros de García Márquez (al igual que los de muchos otros autores hispanohablantes) han sido traducidos al chino hace muchísimo tiempo, y muchos de ellos de manera "pirata". De hecho hace muy poco tiempo que García Márquez firmó un acuerdo con una editorial china para autorizar la traducción "oficial" de sus libros (muchos de ellos traducidos en varias versiones, y que llevan muchos años de lectura obligatoria en las universidades chinas donde se aprende español).

Mo Yan ha reconocido públicamente que ha sido influenciado tanto por William Faulkner, León Tolstoi como por Gabriel García Márquez. Y sus novelas realmente están empapadas de realismo mágico, y habla de todas esas cosas que pocos se atreven.

De la misma manera que Las baladas del ajo hicieron muy popular a su pueblo, con el libro Rana, su tía, uno de los personajes del libro, se hizo muy famosa.

Así que esta noche nuestra cena, tiene un poquito de China y su tierra. 

viernes, 2 de mayo de 2014

¡Hasta siempre China!

Despidiéndonos :) 
La última semana de abril, decidimos que lo mejor para los 3, era estar juntos. Así que después de embalar la vida china y meterla en un contenedor, nos tomamos un vuelo directo desde Hong Kong hasta Amsterdam.

Amanecimos en Holanda un domingo por la mañana, y en familia. En unos días, previos trámites de rigor, estaremos instalados en la que será nuestra casa por un tiempo.

El cambio de hora y de temperatura se notan, pero nada que no podamos "curar" con una rica taza de sopa.

Todavía me sabe raro poder beber agua del grifo, tirar el papel higiénico en el inodoro, y otras tantas cosas que en China serían una catástrofe. La primera vez que vi que BW le sirvió agua del grifo a Antoinette casi me da un paro cardíaco.

A las 6 de la tarde, ya nos caemos de sueño, y Antoinette se despierta a las 4 de la mañana reclamando el desayuno, como si fueran las 10 (hora real en China).

Antoinette extraña la escuela, y de a ratos me pregunta por sus amados "baobei". Durante el último tiempo, ir a la escuela era su plan favorito. Ojalá la nueva escuela le guste. Si todo va bien, podría comenzar el 12 de mayo.

Tengo recuerdos muy preciados de China, y por suerte nuestra hija también. Me gustaría que podamos mantener el contacto con V. y su familia, pues él ha sido muy importante para Antoinette.

Hoy recibimos un correo de su maestra, con un montón de fotos preciosas. Fotos del dia a día de nuestra peque en la escuelita.
Acuarelas
Papeles y cola
Amigos
Compañeros
Pequeñas responsabilidades 
Geometría 
Coincidencias
 Texturas y formas 
Desde la experiencia china, el mundo se me ha hecho más pequeño, China no es lejana para mi, todo lo contrario. Me ha permitido entender muchísimas cosas, y la verdad, el último tiempo viviendo en China como una "expatriada" no me hizo bien. Prefiero quedarme con los recuerdos de los primeros años, cuando era simplemente una maestra con muchas ganas de compartir cosas con sus alumnos. Esos mismos alumnos que están ahí cada vez que los necesito, porque C. se tomó un avión para hacer 800 km y acercarnos unos documentos que necesitábamos. Porque siempre están ahí con palabras de aliento, y haciendo que todo sea más llevadero. Y porque siempre van a estar, porque la tecnología también ha hecho el mundo más pequeño. 

domingo, 13 de abril de 2014

12.13.14

Mientras escribo esta entrada, estamos escuchando una opereta en el dialecto local, ha llegado el calor y la brisa del mar invade la isla. Hace 3 días que en el templo del barrio festejan el cumpleaños de Buda. Desde el viernes, cada tarde, cerca de las 7 PM comienzan los tambores y luego el estruendo de los petardos y fuegos artificiales. Antoinette repite "pum, pum, pum" y sale al balcón para ver. De a ratos tararea la opera, la voz principal es una mujer con un alarido penetrante. Me gusta el sonido de los instrumentos musicales antiguos, especialmente el que parece un violín.

A las 11 en punto de la noche, tras otro estruendo de fuegos artificiales, la fiesta suele terminar abruptamente, entonces, por unos segundos reina un silencio extraño, hasta que comienza un coro de grillos. Desde mi ventana solo puedo ver los banderines que flamean, son oraciones a Buda. Y cuando las luces se apaguen, solo queda el tintineo de alguna llama en el quemador de incienso, que se confunde esporádicamente con algún bichito de luz. Con la llegada de la primavera, se han despertado los insectos, así que nos vamos a dormir con un coro de grillos, y nos despertamos con un coro de cigarras.

Un mes más para compartir. Con la llegada de abril hemos celebrado el Festival de Qingming, o Festival de la Claridad Pura. La mayoría de las celebraciones chinas comienzan presentado respetos a los antepasados, pero durante este día, también conocido como Día para barrer/limpiar las Tumbas, los difuntos cobran especial importancia, podría ser el equivalente del Día de los muertos que todos conocemos. De ahí la foto escogida para este mes, un arreglo floral para llevar a la montaña.

China es tan grande, y está compuesta por tantas culturas, que los funerales y festivales, suelen celebrarse de maneras diferentes. En la China actual, la mayoría de los difuntos se incineran, y luego los restos se entierran en las montañas. Así que durante este Festival, los deudos y familiares acuden a las montañas para rendir tributos. Se suele quemar incienso, también se queman imitaciones de dinero, se suele llevar la comida favorita del difunto, cigarrillos, licor de arroz, etc.

Este año, el festival ha tenido un sabor un tanto amargo, sobre todo para las familias de los 154 pasajeros de etnia china que viajaban en el avión desaparecido. Para muchos chinos, existe la superstición de que los cuerpos deben ser enterrados completos, y la angustia de pensar que quizás nunca puedan recuperar a sus seres queridos, los ha llevado a protestar contra el gobierno de Malasia.

La mayoría de mis (ex) alumnos ha vuelto a casa, y me han ido enviando fotos de su día a día entorno a este festival, desde unas hermosas montañas hasta los platos típicos.
Esta foto me envió M., llegaron muy temprano a la montaña para rendir ofrendas a su abuelo. 

Al igual que durante nuestras festividades, los chinos también tienen sus especialidades típicas para cada fecha. Y al menos, en la región del Yangtse, de donde provienen la mayoría de mis alumnos, el platillos principal son los "ravioles verdes", en chino "Qingye" - 青叶 -.

Días antes del Festival, en muchas aldeas chinas, especialmente en las montañas, han estado muy ocupados recogiendo té verde, es que el té recogido antes del festival se considera de mejor calidad. Durante estos días algunas escuelas le dan vacaciones a los peques, para que puedan ayudar a su familia a recoger las hojas de té a tiempo.

El color verde es muy simbólico durante estas fechas, de ahí que para preparar los ravioles típicos, usen hojas de mora, en chino a la morera la llaman Chu Shu -楮树-. El verde representa el renacimiento, y todas estas ofrendas a los antepasados, también están motivadas en la necesidad de pedir buenas cosechas, justo antes de comenzar el período de siembra.

Y quiero compartirles unas fotos, que me envió mi preciosa V., y así pueden meterse un ratito en la cocina (típica de una casa de campo) de su hermosa abuela, que ha preparado unos ravioles verdes al vapor, envueltos en hojas de mora, que te quitan el aire :)
Espero que les guste mi mes de abril, he tratado de reflejar un poco la cultura del Yangtse, que es la que más conozco, y con la que más familiar me siento, pero la foto es una ofrenda floral muy típica de la isla donde vivimos, unos 800 km al sur de mi amado Yangtse.

En un par de semanas nos iremos de China, y siento una pena profunda. Por un lado entiendo que es lo mejor para hija, pero por otro lado, me cuesta desprenderme de lo que fue mi vida cotidiana de "aprendiz" de cultura china, por más de 7 años.

Les agradezco infinito los comentarios del mes anterior, prometo responderlos todos. Esta semana puede que la vida me de un respiro, y pueda ponerme al día con el blog y el correo.

Muchas gracias Flor por esta generosa iniciativa, que me ha permitido compartir la vida china, y además conocer a un montón de gente linda.

Así que pasen todos por Mums & Kids y dense un chapuzón de fotos preciosas :) 

viernes, 11 de abril de 2014

Pausa

Estoy tratando de salir de una vorágine de cosas, que esperaba las vacaciones de Pascuas como Agua de Mayo. En unos dias BW se va, y yo tengo tanta angustia, que aunque piense que es algo temporal, y que todo es para que podamos finalmente estar los tres juntos en un lugar mas acorde a nuestras necesidades, no logro sincronizar cuerpo, alma y mente. Mi alma esta profundamente triste, mi cuerpo esta resentido del cansancio y mi mente, simplemente, no para.

Tengo un montón  de cosas por hacer, y me gustaría hacerlas como un proceso de sanación interior. Por ejemplo, tirar todas las cosas que no nos vamos a llevar. Me costo muchísimo salir del puerperio, y ahora me esta costando horrores salir de esta situación de "madre de una nena con necesidades especiales". Antoinette es lo que es, y punto. Y es perfecta tal cual es. Y si bien esto mi cabeza lo procesa, mi corazón sigue mueriendose de pena, con cada situación que para otras personas son cosas tan simples y normales, y para ella... en eso se le va la vida, como por ejemplo, tragar sin aspirarse. Esa aspiración silenciosa, que siempre estuvo ahí, y de la que aun sin tener un diagnostico confirmado siempre me tuvo con el corazón en la boca.

Mr T., que es el terapeuta que nos ayuda con el tema de la deglusion, me pide que tenga paciencia, que el esta seguro que a medida que crezca estos problemas irán desapareciendo. Pero, el problema, es el mientras tanto, hago hasta lo imposible para que todo se de en un ámbito natural, sin presiones, y que ella vaya descubriendo todo eso, que mientras para otros se da de manera natural, ella necesita entrenamiento intensivo.

Mi vida se reduce a batallar con las complicaciones diarias, que con el cansancio, ya en la noche, cobran unas dimensiones desmesuradas, y me llenan de miedo. Y todos conocemos los efectos secundarios del miedo.

Por todo eso, realmente necesitaba una pausa, y que vuelvan nuestras rutinas chiquitas, esas que nos permiten volver a la vida simple, que es un poco mas predecible, y que hacen que las noches y sus sombras sean mas cortas. Tener un lindo plan para nuestro día, que no este lleno de carreras de obstáculos que resolver. Y que cada cosa que hagamos, por chiquita que sea, sea para que nos haga bien y nos sintamos mejor.

Necesito que lo que queda de abril, sea para poner un punto de equilibrio entre mi cuerpo, mi mente y mi alma. Y así arrancar mayo con fuerzas, que sera un mes duro, y de muchos cambios.

Así que eso, hacer una pausa, para tener un poco mas de tiempo y apreciar las cosas lindas de la vida. La lista de cosas que quedaran por hacer es interminable... quizás en otra vida :)  Pero algunas de las cosas que nos están por pasar, requieren energía extra, así que mejor, estar preparados.

Y ahora voy a seguir viendo y leyendo cosas lindas, que mi abuela siempre decía que "lo que entra por los ojos y por los oídos, no se borra nunca de la mente y del corazón".  En cualquier otro ratito libre vuelvo :)  


sábado, 29 de marzo de 2014

Fiebre de viernes por la noche

Esta semana, podría hacer una lista de todas las cosas que no hicimos (igual nada tan importante que no podamos hacer en cualquier otro momento, todo sea dicho), porque mi niña ha estado con fiebre. Pero sin embargo, un viejo dicho se me hace carne, y es que "por más que las cosas vayan bien o mal, la vida sigue, no se detiene".

Estar enfermo es parte de la vida, y sentirse cuidado y atendido tiene efecto placebo :)

Antoinette entiende que el tomarle la temperatura a alguien, es cuidarlo, así que con solo tomarle la temperatura, ella ya se siente un poco mejor. Como lo hacen a diario en la escuela, y en el aeropuerto, no tiene una connotación negativa para ella, y cuando se siente mal, tener el termómetro a mano, ayuda.

El miércoles era su turno de llevar frutas y flores a la escuela, así que se levantó contenta y fue a clases muy animada. Por la tarde vino una persona de la compañía que hará la mudanza, para hacer un inventario de las cosas, y a Antoinette le pareció fascinante mostrarle todo, incluso lo que había en los cajones de la cama y en los armarios.

La chica hacía notas, listas, tomaba fotos y Antoinette posaba para ella. No saqué fotos, ya que mientras esto pasaba, tenía a Z., la maestra de Antoinette en el teléfono, pues me había llamado para avisarme que Antoinette haciendo yoga (???) se había golpeado la cabeza.

Supongo que lo que Z llama yoga, son los ejercicios que Antoinette hace con la OT y la fisioterapeuta. Y como Antoinette quiere ser "gimnasta", y nos valemos de eso para que haga sus ejercicios, seguro los debe practicar en la escuela también.

Me quedé pensando, que Z me llamó, porque cuando fui a buscar a Antoinette, ella me estaba esperando con la nueva ayudante de clase, y como noté que Antoinette había llorado, le pregunté como estaba, pero no sospeché nada raro. Antoinette vió que traía conmigo su sombrero, me dijo "hat", se señaló la cabeza y nos fuimos. Como le hablé en español, la ayudante habrá interpretado que Antoinette me contó que se golpeó la cabeza, y Z. después llamó con la excusa de agradecer las frutas, y decirme que la peque se había golpeado. El problema es que no sabían exactamente en que parte de la cabeza se había golpeado, porque fue "un segundo que miró hacia otro lado".

Esto hubiera sido un mero detalle, si no fuera que por la noche, después de la cena, empezó a bostezar, se quedaba casi dormida, y vomitó. Cuando estas cosas pasan, las noches se me hacen más oscuras. Por suerte BW actúa de manera contraria, y él insistía en que cuando se está por engripar se siente "dizzy", que le da sueño, y que durmiendo un rato se le pasa.

Y así comenzó nuestra primer noche sin dormir, para augurar un día con fiebre. Antoinette sintiéndose bastante miserable, tendida en el sofá, sin ganas de nada, llorando de vez en cuando.

Es difícil no saber que tienen, y tener tanta información en la cabeza. Se había golpeado la cabeza, estaba bastante estreñida, y no tenía los típicos síntomas de una gripe.

El segundo día de fiebre lo llevé peor. Era la segunda noche sin dormir, y me había propuesto hacer cosas para no pensar.

Por la tarde ya estuvo más animada, y en un momento la escuché decir con toda claridad "Mamá, where is the ball?". Yo me quedé perpleja, pero traté de que no se me notara y le respondí "there", señalándole la pelota. Entonces ella respondió "Ahhh there is the ball".

Generalmente yo le hablo solo español, pero como estoy acostumbrada a "hablar sola", no estaba preparada para este intercambio, cuando durante todo este tiempo Antoinette solo ha usado la lengua de señas y de vez en cuando alguna palabra suelta.

Pensé que habría sido algo al azahar, pero no, también vino a preguntarme donde está su muñeca, y esta mañana se la ha pasado muy despabilada con el padre contando cosas en inglés del uno al diez. Desde muy chiquita, cuenta con los dedos de las manos. Entonces mira las tarjetas (flash card) y cuenta con los dedos cuantas cosas hay en la imagen.

Y como decía más arriba, la vida no se detiene. Al fin y al cabo parece que fue solo eso, un virus o bacteria, que nos habremos pescado por ahí. Y gracias a Dios, hoy se siente mucho mejor. Y aunque ha sido mi tercer noche sin dormir, verla y ESCUCHARLA, me animan el alma.
Hasta ahora su comunicación se basaba en muchas expresiones y palabras sueltas. Ella en sí, es muy expresiva. Puede dramatizar desde alegría extrema, hasta congoja por alguien que se siente mal. Por otro lado, es muy difícil "leer" lo que ella realmente siente. Y esto a veces me asusta, aunque BW tiene sentimientos, pero no emociones. Supongo que lo que ella expresa, es un resumen de los dos, yo, el drama hecho carne, y el padre sumido en un solo estado emocional: el control de sus emociones.
Yo sigo fascinada con su manera de ver el mundo, somos tan distintas. Y yo no me considero normal, en absoluto. Su manera de ver el orden y organizar, es metódica como si todo llevara instrucciones, y como puede captar lo que una publicidad transmite.

En casa no tenemos televisión, pero de la misma manera que ella captó que "Papá (Noel)" tenía algo que ver con el invierno y con diciembre, ahora anda maravillada con los "egg". Y ella no come chocolate. Es simplemente que ha percibido la imagen que se repite en varias publicidades que vimos en la calle, de manera llamativa, y su presentación en los supermercados.
Ahora a su metódica rutina del aeropuerto, le hemos sumado la rutina del metro (subway) -que es donde pensamos que nos pescamos el virus/bacteria-, es fácil explicarle mostrarle como funciona algo. Compramos una tarjeta de la máquina, marcando la estación primero, y colocando el dinero después. Ella espera la tarjeta en la ranura correcta y después recoge el vuelto/sencillo. Tiene un GPS incorporado (igual que el padre), y entiende los mapas a la perfección. Utiliza las escaleras mecánicas con atención y repite -según corresponda- up/down.

Es como cuando en "argentino" le dicemos a alguien "¿Querés que te lo dibuje para que entiendas?". Se lo dibujo, y entiende perfecto!!!

A veces imita a la logopeda, y le "muestra" sus tarjetas o libros a un paciente/alumno imaginario, pero parece que este no sabe o no dice correctamente las palabras, porque ella le dice "Nooooo", con cara de circunstancias, un poco meaning (como diciendo no sabés esta palabra tan fácil), y después ella repite la palabra (como si la dijera "perfecta").
Le encantan las texturas, los colores, los juguetes de peluche. Le gusta entrar en las tiendas y medirse cosas, verse en el espejo, abrazar a los peluches y volver a ordenarlos en los estantes.
Ella ha hecho la vida más lenta, y me ha permitido ver cosas en las que nunca me había detenido a observar antes. Y eso también tiene un lado bueno, ya que siempre estoy buscando recursos para entrar en su mundo, y que finalmente nos podamos comunicar lo mejor posible. 

Por supuesto hemos cometido graves errores, y ella los ha percibido/absorbido. De ahí la importancia de los mensajes que le damos a los demás con nuestros gestos y acciones. A disfrutar también se aprende. Y hacer las cosas metódicas con la cara seria, y el peso de la responsabilidad, muchas veces no implica transitar el camino adecuado. 

Con Antoinette hemos tenido que volver a ser niños, porque ella no sigue los patrones adultos. De la misma manera, que no reacciona naturalmente como un niño neurotípico. Porque para ella, mancharse las manos o la ropa, eran todo un tema. Por eso ahora los 3 nos embadurnamos con comida, para que ella entienda que no tiene nada de malo. Y que tarde o temprano podremos controlar la hipersensibilidad, y esta no será nunca más un obstáculo en su vida. 

Y pensar que muchas veces pensamos que los niños con trastornos del desarrollo no pueden entender o aprender, y es increíble lo receptivos que son, y justamente sus sentidos hiper-sensibilizados hacen que ellos se encierren en si mismo, como un mecanismo de defensa, ya que se sobre-estimulan con ruidos, olores, etc. 
Y los libros han sido nuestra principal herramienta, aún cuando todo era solo sospechas. Siempre hemos tratado de que esté rodeada de libros, revistas, cuentos, etc. De que estén al alcance de sus manos, de que los pueda ver, tocar y hojear todas las veces que quiera. 
Me siento optimista con respecto a su diagnóstico en general, aunque tengo que reconocer que el día a día es agotador.  Y que son las pequeñas cosas las que suelen hacer todo más complicado. Por ejemplo tomar la decisión correcta frente a este estado en el que se encuentra ahora, "recuperándose", después de dos días de fiebre. Decidir si ir a terapias esta semana o no. Y lo tengo a BW en frente, "frente al deber ir". Y esas pequeñas decisiones me agobian, porque después estaremos en el aeropuerto de las esperas forever and ever, y él se entera de la vida que pasa por el whatsapp, mientras la que está de cuerpo presente soy yo. Y más que "este cuerpo", esta "mente" ya está saturada de información/posibles soluciones/y un largo etc.
A veces no tenemos tiempo ni para hablar, trato de hacer resúmenes lo más específicos posible. Escribo carteles con los horarios y las actividades y los pego en la pared, para que sepa que va pasando. Y no lo culpo, trabaja casi de domingo a domingo. Y tengo la esperanza que en Holanda las cosas mejoren, al menos tendrá un trabajo con horarios y vacaciones más organizado. Porque el poco tiempo que estamos juntos, es para hacer alguna cosa con Antoinette, ya sea leerle, practicar algo, etc. 

Hay tantas cosas que me gustarían hacer, y claro, lo único que necesito es tiempo. Un poco más de tiempo.